sin ciencia no hay futuro

El Metropolitano solo no acabará con la congestión

Publicado: 2009-09-26

¿Y lo demás? Después del Metropolitano Sur-Norte se empezaría con la ruta Este, aunque aún no se sabe cuándo. (Fidel Carrillo)

Por Luis García Rojas

El desorden seguirá si la obra no se complementa con otros trabajos viales. El sistema solo favorecerá a un 10% de la población que se moviliza a diario en la capital.

 

Si no se anuncia un nuevo retraso, el Corredor Segregado de Alta Capacidad (Cosac), o Metropolitano, empezará a funcionar en los primeros meses de 2010. Pero, si bien esta obra –la más emblemática de la gestión de Luis Castañeda– es un avance en cuanto a la solución del problema del transporte de Lima, la población no percibiría una mejora considerable una vez que los modernos buses a gas comiencen a circular por las vías exclusivas.

Esto no solo se deberá a que, según estimaciones, dicho medio solo favorecerá a menos del 10% de la población que se moviliza por la capital a diario, sino porque muchas de las acciones urgentes complementarias a esta obra aún siguen sin concretarse.

Un ejemplo es la culminación del tramo 1 del Tren Eléctrico (Villa El Salvador-Avenida Grau), cuya fecha límite estuvo pactada para inicios de 2010. Hasta ahora no se sabe a ciencia cierta cuándo empezarán las obras civiles. Si el Metropolitano lleva más de un año de retraso, el tren lleva ya dos décadas en el mismo estado.

VÍAS COMPLEMENTARIAS. Juan Carlos Dextre, coordinador del Área de Transporte de la Universidad Católica, afirma que la percepción de mejora en el transporte podría empezar a sentirse cuando el Metropolitano se integre efectivamente a las rutas complementarias, a las rutas alimentadoras mediante la misma tarifa, y quizá cuando se fusione todo el sistema con los otros corredores principales de la ciudad, como son las avenidas Javier Prado, Wilson, Brasil y Arequipa, entre otras.

Por su parte, Luis Quispe Candia, de la ONG Luz Ámbar, dijo que mientras no se eliminen las 12 mil unidades inadecuadas para el transporte de pasajeros que actualmente prestan el servicio –según la misma Municipalidad de Lima–, la percepción de desorden seguirá siendo predominante. En esa cifra –añade Quispe– están incluidos el 100% de las combis y aproximadamente el 40% de custers (las unidades más antiguas).

SIN SEÑALIZACIÓN. Pero no todo es vías articuladas o buses modernos y masivos. Lima tiene un déficit, que arrastra desde hace décadas, en todo lo relacionado con la señalización de tránsito. Lino Patiño Quintana, director comercial de 3M y especialista en temas de transporte, explica que si se hace una comparación con ciudades semejantes a Lima, como Bogotá, esta última tiene más del doble de semáforos que la capital peruana.

“En general, tenemos una señalización en la ciudad que va de regular a mala”, sostiene Patiño, quien lamentó que la preocupación de las autoridades por este tema no sea tan notoria como la que demuestran por el mejoramiento de las vías. Un ejemplo de esto es la escasa señalización en cuanto a los límites de velocidad en Lima. Otro, añade Patiño, es la de-saparición de las señales de “Pare’.

“El problema de la ciudad no es solo la seguridad y el transporte público. También tiene que ver la transitabilidad, la cual engloba muchos aspectos. En medio de esto, la señalización en la ciudad sigue estando ausente, y de lo poco que hay, muchas veces induce a error”, remarcó.

NUEVAS RUTAS. A su turno, Marco Tulio Gutiérrez, presidente del Instituto Peruano de Administración Municipal, recordó que los contratos de concesión de las rutas que prestan el servicio de transporte urbano están vencidos desde el año 2002, pero que se vienen prorrogando hasta ahora.

Cabe indicar que, cuando empiece a operar el Metropolitano, no deberá circular ningún servicio de transporte por la misma ruta que pueda hacerle competencia.

Walter Paredes, gerente de Protransporte, la empresa encargada del Metropolitano, dijo que todas esas unidades no necesariamente tendrán que desaparecer. Podrían acceder a otras alternativas, como la reinserción laboral, o recibir bonos de “chatarreo’.

Aunque hay muchas acciones que faltan empezar, o definir mejor, si las autoridades logran poner en funcionamiento el Metropolitano y terminan el tramo 1 del Tren Eléctrico, se dará una buena señal a la ciudadanía –y a los inversionistas– de que Lima sí puede cambiar de cara y empezar a tener orden.

TENGA EN CUENTA:

Walter Paredes, gerente de Protransporte, indicó que los buses del Metropolitano empezarán a llegar en noviembre.

La puesta en marcha de los 600 buses (300 articulados, para el Metropolitano, y otros 300 menos grandes, para las vías alimentadoras) se hará de forma gradual, según la demanda.

En noviembre también se otorgaría la buena pro para la construcción de tres pases a desnivel: Ramiro Prialé-Las Torres, Carretera Central-Las Torres y Carretera Central-Calle 2.

De acuerdo con el MTC, estas obras comprenderán, igualmente, el mejoramiento de la avenida Las Torres y la ampliación del puente Huachipa.

Fuente: Diario Peru 21 http://peru21.pe/noticia/347254/metropolitano-solo-no-acabara-congestion


Escrito por


Publicado en

Metropolitano

Por un metropolitano eficiente que respete la ciudad - SALVEMOS BARRANCO