sin ciencia no hay futuro

Cómo construir un embudo

Publicado: 2009-08-16

LOS BARRANQUINOS Y EL METROPOLITANO

 

Por: Marco Olivera Sociólogo

Nadie que piense seriamente en solucionar el problema del transporte masivo en Lima podrá estar plenamente de acuerdo con el Metropolitano, que viene ejecutando por más de dos años el municipio limeño.

Al margen del caos, el retraso y, por lo tanto, la multiplicación del costo de la obra —eso bastaría para vacar del cargo a Castañeda—, está el hecho de que no satisfará la demanda de transporte de más del 60% de la población de Lima.

El corredor, que comienza en el óvalo de Naranjal, en el distrito de Independencia, y se prolonga hasta la urbanización Matellini, en Chorrillos, deja fuera del servicio a las poblaciones de los conos sur y norte. Pero lo más desatinado es que, con obras subsidiarias y complementarias, lo único que se está logrando es crear el cuello de botella, el embudo, el nudo gordiano más espectacular en su paso por Barranco.

No nos explicamos cómo es posible que la necedad se esté imponiendo frente a la realidad, a las propuestas y protestas de todo un distrito, que viene siendo avasallado y destruido.

Los barranquinos hace tiempo que estamos saliendo a defender a Lima Metropolitana para que no se cometa el tremendo error de hacer pasar por el distrito más pequeño todo un sistema de transporte que colapsará inmediata e irremediablemente.

El distrito de Barranco, además de ver acentuada su división en dos sectores, viene sufriendo ya la destrucción y deterioro de sus principales arterias: la avenida El Sol parece una pista bombardeada por la cantidad de tránsito pesado que discurre por ella; las avenidas San Martín y Pedro de Osma —en realidad son una sola, la vía más hermosa y tradicional, de Barranco— han visto sus trazos virreinales y republicanos totalmente colmados de vehículos y con riesgo de destrucción.

Cuando de un plan vial se trata, se tiene que pensar previamente en las alternativas y si estas no existen, hay que crearlas.

Un mal ejemplo es el proyecto del Paseo de la República, que quedó trunco producto de la discontinuidad en las obras y como consecuencia de la debilidad de la autoridad metropolitana y sus pares distritales para imponer y desarrollar un proyecto.

No es posible querer modernizar la ciudad con base en un trazado virreinal y republicano, hay que crear un nuevo urbanismo y para esto el trazado de las vías debe darse con proyección a futuro. Con prospectiva y creatividad.

Lo más fácil es lo inmediato. ¿Por qué no se reactivó el proyecto de Paseo de la República? ¿Por temor a las expropiaciones? ¿Por poderes fácticos? ¿Por poderes económicos? ¿Por incapacidad y estupidez?

Los barranquinos no vamos a permitir este atropello, defenderemos nuestra paz y tranquilidad y la de toda Lima.

Públicado por el diario El comercio http://e.elcomercio.pe/101/impresa/pdf/2009/08/15/ECOP150809a8.pdf


Escrito por


Publicado en

Metropolitano

Por un metropolitano eficiente que respete la ciudad - SALVEMOS BARRANCO